(01) 313 - 9142

 986 825 288

 info@ccromanilopez.pe

 Calle las Camelias 855 Ofic. 301

San Isidro - Lima - Perú

Procedimiento del régimen de visitas mediante la conciliación

La conciliación para el régimen de visitas es uno de los temas que más se tratan en los centros de conciliación. Pero, en qué situaciones se necesita conciliar sobre este aspecto y cuál es el proceso que se debe seguir en estos centros.

¿Qué es el procedimiento de régimen de visitas?


Cuando una pareja, que tiene hijos en común, se separa, la tenencia de los hijos suele ser compartida o quedar a cargo de uno de ellos. Si esto último se da, la otra parte tiene derecho visitar a sus hijos. Para tal fin se puede ir a un centro de conciliación para establecer un régimen de visitas.
Aunque se piensa que las conciliaciones respecto al régimen de visitas atañen solo a los padres, lo cierto es que no son los únicos que pueden solicitarlas. Se sabe que el derecho a visitar a los menores concierne a la familia del padre o madre hasta en cuarto grado de consanguinidad.
Como sucede con otros procedimientos conciliatorios, las partes se reúnen y acuerdan los horarios de visitas del padre que no vive con los hijos. Este acuerdo queda registrado por escrito en un acta de conciliación.

¿Cuáles son los requisitos del régimen de visitas?

Para conciliar sobre el régimen de visitas, además de llegar al mutuo acuerdo entre las partes, se necesitarán una serie de documentos, por ejemplo:
  • La partida de nacimiento del menor o menores.
  • La copia de DNI de la ex pareja (padre o madre del menor con quien se decida conciliar).
Junto con lo anterior, ya que se trata de un derecho, hay otros puntos que se debe tomar en cuenta  en tema de régimen de visitas :
  • Quien solicite el régimen debería demostrar que viene cumpliendo con su deber de proveer alimento a sus hijos (pensión por alimentos) o su compromiso de hacerlo.
  • La parte que solicita esta conciliación debe probar su relación filial con el menor.
Frente al proceso conciliatorio, para el régimen de visitas, que pueden acordarse en un solo día, los procesos judiciales, para este fin, suelen ser más largos. En estos últimos, un juez puede tardar entre un año a más en dictar una sentencia.

¿Cómo conciliar el régimen de visitas?


El primer paso es acercarse a un centro de conciliación para que un intermediario, llamado “conciliador”, se encargue de moderar el diálogo entre las partes. De esa forma, ambas pueden decidir el mejor horario para el régimen de visitas.

Aunque se puede establecer un “horario abierto”, que significa que se puede visitar a los hijos en cualquier momento, lo ideal es tener horas y días fijos, ya que con el horario abierto pueden presentarse problemas que termine llevando el caso a un juzgado.

La conciliación para régimen de visitan puede solicitarse en cualquier momento ante un centro especializado en materia de familia. En Centro de Conciliación Romani & López se puede enviar la solicitud de conciliación mediante su página web para que un conciliador se encargue del caso. Si antes de iniciar el proceso conciliatorio tienes dudas al respecto, también puedes pedir asesoría al número: +51 986 825 288.

JHONATAN ROMANI
Consultor Legal
Jhonatan Romaní es abogado especializado en arbitraje, negociación, resolución de conflictos y conciliación legal. Es abogado por la Universidad de Lima y MBA de ESIC Business and Marketing School de