(01) 313 - 9142

 986 825 288

 info@ccromanilopez.pe

 Calle las Camelias 855 Ofic. 301

San Isidro - Lima - Perú

La tenencia en la conciliación extrajudicial

La conciliación por tenencia de los hijos, es una solución alterna a iniciar un largo proceso ante un juez. A ella se llega gracias a la colaboración de las partes quienes deciden abrir el diálogo en pro del beneficio de sus hijos. Gracias a la conciliación familiar se preservan las relaciones que están destinadas a continuar en el tiempo.
En un acta de conciliación, se puede establecer si la tenencia quedará a cargo de uno de los padres o será compartida. En esta publicación trataremos sobre el procedimiento de conciliación por tenencia, así como los requisitos que demanda y los tipos de tenencia que existen.

¿Qué es la tenencia?

Se define como una institución familiar que surge cuando los padres se separan. De esa manera se establece con quién se quedarán los niños.
Hay que saber diferenciar los términos “tenencia” y “custodia” ya que, aunque muchas veces suele confundírseles, no se refieren a lo mismo. La tenencia es un derecho exclusivo de los padres del menor, mientras que la custodia es una obligación que aquellos tienen con sus hijos, para protegerlos, cuidarlos, vigilarlos, etc.

¿Cuáles son los tipos de tenencia?

Existen dos tipos de tenencia en Perú: la monoparental y la tenencia compartida, en este apartado pasaremos a detallar ambas:
  • Tenencia monoparental

Este tipo de tenencia da la custodia de los hijos a uno de los padres. Esto deviene en que el otro tenga un régimen de visitas, además de que deba cumplir con una pensión por alimentos, entre otras obligaciones.
  • Tenencia compartida

Es conocida también como co-parental que se resume en que los hijos pueden vivir indistintamente con los padres ya sea por algunos días, semanas o meses. Esto permite que ambos padres se hagan igualmente responsables de la educación, asistencia y cuidado de los hijos.
También se puede clasificar la tenencia como “provisional”, “de hecho” y “definitiva”:
  • Tenencia provisional

Esta puede ser solicitada por el padre que no tiene la “custodia de hecho”, en caso la integridad del menor corra algún peligro.
  • Tenencia de hecho

Se puede llegar a ella por decisión unilateral de uno de los padres o por un acuerdo entre las partes.
  • Tenencia definitiva

A esta se llega por un proceso judicial o conciliatorio.

Pasos para la conciliación por tenencia

La conciliación por tenencia de los hijos puede llevarse a cabo en cualquier Centro de Conciliación especializado en familia. En las sesiones de la Audiencia de Conciliación las partes podrán acordar si deciden tener una tenencia monoparental o compartida.
Cuando se llega a un acuerdo se firma un acta de conciliación que constituye título de ejecución. Esto quiere decir que, si alguna de las partes no cumple con lo acordado, el lado afectado puede solicitar la ejecución del acta de conciliación ante la autoridad respectiva.

Requisitos para la tenencia en la conciliación extrajudicial

Si se ha decidido conciliar, las personas pueden ir a un Centro de Conciliación donde requerirá llevar los siguientes documentos:
  • Copia de la partida de nacimiento de los hijos menores.
  • Copia del DNI de los hijos menores.
  • Copia del Acta de Matrimonio ( de ser el caso).
 En el caso de que una de las partes haya decidido asistir a un centro de conciliación, debe acudir portando:
  • Su DNI.
  • El nombre y dirección de la parte invitada (padre o madre de los hijos).
  • Describir al detalle la materia del conflicto, en este caso la tenencia de los menores.
  • La pretensión en relación a la tenencia, además de los requisitos del párrafo anterior.
Si acaso no se llegara a un consenso en el proceso de conciliación, se tendría que recurrir a la vía legal. En ese sentido, será finalmente un juez quien decida sobre la tenencia del menor o los menores, para ello tendrá en cuenta los siguientes puntos:
  • El niño deberá permanecer con quien convivió por más tiempo. Siempre y cuando evalúe que esto es favorable para el menor.
  • Todo hijo menor de tres años permanecerá con la madre.
  • Quien no tenga la tenencia del menor tendrá derecho a un régimen de visitas.
  • El juez tiene en cuenta la opinión del niño sobre con quién desea permanecer tras la separación de los padres.
  • Ante un juez se puede solicitar la presencia de testigos que acrediten cómo es el trato del padre y de la madre con el menor.
  • Se evalúa el estado emocional de los padres.

Algunos aspectos sobre la tenencia que se deben considerar

Existen una serie de dudas que pueden tener los padres que se separan, respecto a la tenencia de los hijos, especialmente cuando esta no es compartida, en este apartado responderemos las preguntas más comunes.
  • ¿Qué es el régimen de visitas?

Es el derecho que tiene el padre que no posee la tenencia, para visitar a su hijo. El régimen de visitas puede ser solicitado en un proceso conciliatorio o por mandato judicial.
  • ¿Cómo establecer un horario de visitas?

Si se da en un centro de conciliación, el horario es pactado por los padres. Lo ideal es no elegir horarios abiertos porque pueden ser perjudiciales a la larga, lo que devendría en un juicio por un régimen de visitas.
Es mejor seguir un proceso conciliatorio respecto a la tenencia para evitar largos procesos que afecten a los sus hijos. A través del Centro de Conciliación Romani & López, podemos encargarnos de tu caso. Puedes ingresar tu solicitud de conciliación a través de la web o contactarnos antes para asesorarte.

JHONATAN ROMANI
Consultor Legal
Jhonatan Romaní es abogado especializado en arbitraje, negociación, resolución de conflictos y conciliación legal. Es abogado por la Universidad de Lima y MBA de ESIC Business and Marketing School de