(01) 313 - 9142

 986 825 288

 info@ccromanilopez.pe

 Calle las Camelias 855 Ofic. 301

San Isidro - Lima - Perú

El arbitraje y la conciliación

Tanto el arbitraje como la conciliación son medios alternativos de solución de conflictos. No obstante, presentan claras diferencias. Basta partir, con el hecho de que mientras la conciliación es un procedimiento cuyo resultado es producto de la voluntad de las partes; en un arbitraje es un tercero quien toma las decisiones del caso.
En esta publicación, abordaremos más sobre cada uno de estos medios alternativos de solución de conflictos, así como las diferencias que presentan.

¿Qué es arbitraje?

Cuando existe una controversia o problemas respecto a temas contractuales, que no se pueden resolver directamente, la parte afectada puede solicitar un arbitraje. Esta debe ser consciente que el conflicto no lo resolverá ni aquella, ni la parte invitada, sino un tercero que ejercerá de árbitro.
En el caso de un arbitraje, el sujeto intermediario puede ser una persona, denominada “árbitro” o un tribunal arbitral. En el caso de los árbitros, existen circunstancias que tienen que estar debidamente inscritos en el Registro Nacional de Árbitros administrado por la OSCE. Respecto al tribunal arbitral, este es un órgano colegiado compuesto por tres árbitros, cuyo presidente, en cuestión de contrataciones con el Estado, debe ser necesariamente un abogado especializado en derecho, arbitraje y contrataciones con el Estado.
Como resultado de un arbitraje se llega al “laudo arbitral” esta es la decisión final emitida por él o los árbitros. Este tiene carácter inapelable, definitivo y obligatorio al momento de ser notificado, para las partes.

¿Qué es la conciliación?

Mediante la conciliación se acude a un Centro de Conciliación Extrajudicial para solucionar conflictos entre dos o más partes involucradas. La solución a la que se llega en este ámbito es consensual.
En dichos centros, las partes cuentan con la mediación de un conciliador quien propicia la comunicación entre las partes. Este puede proponer fórmulas conciliatorias, pero no puede obligar a que las partes las acepten. Hay una serie de materias conciliables en asuntos contractuales con el Estado, estas son:
  • Resoluciones contractuales.
  • Solicitudes de ampliación del plazo contractual.
  • Recepción y conformidad de prestaciones.
  • Valorizaciones y metrados.
  • Liquidaciones de contratos.
  • Defectos o vicios ocultos.
  • Obligaciones previstas en el contrato que deben cumplirse tras el pago final.
El acuerdo al que se llegue en la audiencia única queda constatado en un acta de conciliación. Dicha acta debe ser registrada por el Centro de Conciliación en el SEACE, tras un máximo de diez días hábiles de ser suscrita.

Diferencia entre conciliación y arbitraje

Ahora que conoces qué es la conciliación, veamos las diferencias con el arbitraje en el siguiente resumen:
  • Las decisiones de la conciliación son tomadas por las partes involucrada, en un arbitraje es un tercero, que cumple el papel de árbitro, quien decide.
  • El papel del conciliador es de asistir a las partes para la resolución de sus problemas, el de un árbitro, por otro lado, es imponer la solución a los involucrados.
  • El papel de las partes es activo en la conciliación, mientras que en el arbitraje es pasivo.
  • En la conciliación ambas partes ganan, en el arbitraje hay un ganador y un perdedor.
  • El clima de la conciliación no es conflictivo, lo que sí sucede en el arbitraje.
  • La conciliación es un pre-requisito de ciertos procesos, en cambio el arbitraje es voluntario.
Debido al carácter consensual de las conciliaciones es preferible solicitar estas en controversias con el Estado. Este procedimiento puede iniciarse en un centro de conciliación, como en Centro de Conciliación Romani & López, a través de una solicitud que abra el proceso. Es importante aclarar que, si bien los procesos de conciliación son requisitos previos para una demanda judicial en ciertos casos, esta no es un requisito previo para solicitar un arbitraje.

JHONATAN ROMANI
Consultor Legal
Jhonatan Romaní es abogado especializado en arbitraje, negociación, resolución de conflictos y conciliación legal. Es abogado por la Universidad de Lima y MBA de ESIC Business and Marketing School de