(01) 313 - 9142

 986 825 288

 info@ccromanilopez.pe

 Calle las Camelias 855 Ofic. 301

San Isidro - Lima - Perú

La Conciliación Extrajudicial en la Ejecución del Laudo Arbitral

El laudo arbitral es la decisión definitiva que toma el árbitro (o árbitros), dentro de un proceso que es conocido como arbitraje. Este es un fallo inapelable, definitivo y obligatorio para los involucrados desde el momento de su notificación.  Existen dos tipos de laudos, el parcial y el laudo final.
Entonces ¿se puede hablar de un proceso conciliatorio extrajudicial en la ejecución del laudo arbitral? Veamos algunos aspectos que nos ayudarán a responder esta pregunta.

Proceso conciliatorio:

El proceso conciliatorio es una forma alternativa para resolver controversias. Este no es un requisito previo para el arbitraje, sino una forma de solucionar problemas a partir de la voluntad de las partes y no por la decisión de un tercero. Aunque existe un tercero involucrado en la conciliación, este solo guía y media la comunicación, mas no impone su decisión ante ellas, lo que sí sucede cuando un asunto es llevado al arbitraje.
Se recomienda que, antes de solicitar el arbitraje, se trate de conciliar ya que de esa manera ambas partes pueden negociar y llegar a un acuerdo que sea favorable para las dos, y con ello se pueden ahorrar los costos que conlleva un proceso arbitral. No sucede esto en el caso de los arbitrajes donde siempre hay un lado ganador y un perdedor.

¿Cuándo se concilia en el arbitraje?

Las partes siempre tienen la oportunidad de conciliar incluso dentro del proceso arbitral Esto es mientras no se haya emito el laudo arbitral. Y es que el mismo tribunal arbitral (o árbitro) tiene la capacidad de promover la conciliación entre las partes.
En ese sentido, si las partes llegan a conciliar, mientras el laudo arbitral no haya sido dictaminado, el mismo tribunal dictará una resolución de conclusión del proceso arbitral, por lo que acordado tendrá calidad de “cosa juzgada”.
Incluso, si las partes lo solicitan, lo que se acuerde, dentro de un proceso de conciliación, , puede ser tomado como laudo arbitral, y se ejecutará como tal.
La conciliación que se dé, en medio de un proceso de arbitraje, puede también tener soluciones parciales. En este caso, el proceso de arbitraje podrá continuar, pero solo tratará sobre aquellos puntos que no han tenido solución en la conciliación, no obstante, incluirá lo conciliado en el laudo arbitral.

¿Se puede conciliar una vez emitido el laudo?

Como se ha dicho líneas arriba, el laudo arbitral es inapelable, no obstante, hay situaciones y/o recursos que pueden resolver los problemas del laudo. Por ejemplo:
  • Rectificación de errores en el laudo arbitral
– Cuando se refiera a errores materiales o aritméticos, la solicitud de rectificación de dichos errores puede ser solicitada por una de las partes.
  •  Interpretación
– Cualquiera de las partes puede solicitar la interpretación de algún extremo oscuro, impreciso o dudoso expresado en el Laudo.
  •  Integración:
– Resolver puntos omitidos en el laudo
– Puede suceder que existan puntos que se hayan omitido en el laudo, en cuyo caso se debe detallar la cuestión omitida por el tribunal.
  • Exclusión:
– Se realiza cuando algún extremo del Laudo hubiera sido objeto de pronunciamiento, sin que estuviere sometido a conocimiento y decisión del Tribunal Arbitral o que no sea susceptible de arbitraje.
La ley faculta a las partes interponer el recurso de Anulación, siendo la vía única de impugnación de Laudo, cuyas causales están establecidas en su artículo 63° de la norma legal.

¿Qué pasa si una de las partes no cumple con el laudo arbitral?

En este caso, la parte afectada puede iniciar un procedimiento de ejecución. De esa forma, solicitará ante un juzgado o tribunal estatal un título ejecutivo para que el laudo se ejecute como si se tratara de la decisión de un juzgado.
Como ves se puede conciliar incluso durante el proceso arbitral. Por lo mismo, y en vista de lo que representa este procedimiento, es mejor agotar antes el medio de conciliación. Este proceso puede hacerse a través del centro de conciliación como Romani & López, donde además podrás recibir la asesoría respectiva, según tu caso.

JHONATAN ROMANI
Consultor Legal
Jhonatan Romaní es abogado especializado en arbitraje, negociación, resolución de conflictos y conciliación legal. Es abogado por la Universidad de Lima y MBA de ESIC Business and Marketing School de