(01) 313 - 9142

 986 825 288

 info@ccromanilopez.pe

 Calle las Camelias 855 Ofic. 301

San Isidro - Lima - Perú

Acuerdo conciliatorio: pasos para el proceso de conciliación

El procedimiento conciliatorio permite que dos o más partes recurran a un tercero, llamado el conciliador, para poder abrir la comunicación entre sí y hallar solución a la controversia que hay entre los primeros. Aunque el conciliador puede ofrecer soluciones, serán las partes involucradas las que decidan si aceptan la propuesta o no. Entonces cuál es la importancia del acuerdo conciliatorio en  el proceso de la conciliación, en esta publicación te contaremos más al respecto, según lo que indica el Ministerio de Justicia.

Por qué es importante la conciliación extrajudicial

Cuando dos o más partes involucradas tienen un conflicto, la conciliación extrajudicial puede evitar que este problema vaya a juicio. En ese sentido, se puede ahorrar tiempo y dinero si se opta por esta forma de resolver el dilema en cuestión. Entre las ventajas de la conciliación están: la participación de las partes quienes están dispuestas a dar solución al problema, el abaratamiento de costos y la disminución del tiempo del proceso y el hecho de que para conciliar extrajudicialmente no se requiere de abogados.

En qué casos se puede conciliar

Teniendo claro en qué consiste el acuerdo conciliatorio y cuál es el proceso de la conciliación, te has de preguntar en qué casos se recomienda o se puede conciliar. En ese sentido, los problemas que están sujetos a conciliación son varios, para empezar en temas familiares, como sobre la tenencia de hijos, el régimen de visitas o la pensión de alimentos; también es aplicable en temas como indemnizaciones, procesos de desalojo, etc.

Pasos de un proceso conciliatorio

Según el Ministerio de Justicia, existen 8 fases de la conciliación. Estas son:
  • Pre-conciliación – Permite la evaluación del caso.
  • Actos previos – El conciliador se informa sobre el tema y prepara el ambiente para el diálogo.
  • Diálogo Inicial – Permite determinar las reglas del proceso y el papel del conciliador. Del mismo modo hace posible resolver las dudas de cada una de las partes.
  • Comunicación – Permite escuchar ambas versiones.
  • Identificación de problemas – De esa forma se pueden fijar los temas que se deben discutir, su dificultad y la prioridad de las partes.
  • Negociación – Se generan opciones para solucionar el problema mediante técnicas como lluvia de ideas. En la negociación también se pueden hacer reuniones privadas con cada uno de los involucrados para la toma de decisiones racionales.
  • Clausura – Cuando se llega a un acuerdo entre las partes, este se redacta de forma precisa y detallada.
  • Seguimiento – Permite medir la efectividad del acuerdo.
 
Luego de saber cuál es el proceso de la conciliación es momento de buscar un conciliador que ayude a solucionar el conflicto que presentas. En el Centro de Conciliación “Romani & López” podemos encargarnos de ello. Contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia en solución de conflictos tanto en materia comercial, como civil, familia, así como en temas relacionados a contrataciones con el estado. Envíanos tu solicitud y nos pondremos en contacto. 

JHONATAN ROMANI
Consultor Legal
Jhonatan Romaní es abogado especializado en arbitraje, negociación, resolución de conflictos y conciliación legal. Es abogado por la Universidad de Lima y MBA de ESIC Business and Marketing School de